El banco británico Starling prohíbe las compras y los depósitos relacionados con criptomonedas citando un alto riesgo

El banco británico Starling prohíbe las compras y los depósitos relacionados con criptomonedas citando un alto riesgo

Starling ha prohibido a sus clientes comprar criptomonedas con sus tarjetas bancarias o recibir transferencias de comerciantes de criptomonedas.

Starling —un banco digital con sede en el Reino Unido— es la última institución financiera en prohibir las transferencias y actividades relacionadas con las criptomonedas para los titulares de sus tarjetas.

Los clientes de Starling ya no podrán comprar criptomonedas como Bitcoin (BTC) ni recibir transferencias de exchanges de criptomonedas o comerciantes.

El banco online anunció la noticia en un comunicado a los clientes, así como en Twitter, citando los altos riesgos percibidos del comercio de criptomonedas.

Hola. Siempre revisamos nuestra posición en relación con los delitos financieros. Consideramos que la criptoactividad es de alto riesgo. Hemos tomado la decisión de evitar todos los pagos con tarjetas a comerciantes de criptomonedas e implementar más restricciones en las transferencias salientes y entrantes.

El banco también describió las criptomonedas como «de alto riesgo y muy utilizadas para fines delictivos».

Un portavoz de Starling dijo a Cointelegraph que el banco ha tenido restricciones de «diversos grados» en las transacciones relacionadas con las criptomonedas durante algún tiempo. «Recientemente hemos endurecido las restricciones a las transacciones entrantes y salientes por tarjeta y transferencia bancaria», declaró el representante, añadiendo:

«La tecnología y el pensamiento innovadores detrás de las criptomonedas tienen grandes ventajas potenciales, sin embargo, en este momento, son de alto riesgo y se usan mucho con fines delictivos y, como tales, ya no las apoyamos».

Las medidas del banco llegan en medio del actual escándalo del sector en el que está implicado FTX, uno de los mayores exchange de criptomonedas del mundo que supuestamente se apropió indebidamente de los fondos de los usuarios con su empresa hermana Alameda. Según la declaración de bancarrota de FTX, la empresa debe más de USD 3,000 millones a sus 50 mayores acreedores, mientras que la cantidad total de acreedores supuestamente supera el millón de inversores.

Algunos miembros de la comunidad de criptomonedas creen que algunas restricciones a la actividad de las criptomonedas por parte de los bancos parecen razonables, pero una prohibición general no es la mejor solución.

«Si bien es comprensible bloquear transacciones individuales que los bancos creen que son un fraude absoluto, prohibir las transacciones legítimas que involucran a toda una industria es inaceptable», argumentó SovrynBTC en un tuit el jueves. El entusiasta de las criptomonedas también se preguntó por qué los bancos no se preocupan por muchos otros tipos de transacciones de riesgo por parte de sus clientes, incluyendo el comercio de acciones o los juegos de azar.

Los bancos no se entrometen en ninguna otra actividad de «alto riesgo»; con gusto te permitirán comprar tabaco, alcohol o medicamentos recetados. O permitirte negociar acciones o apostar.

¿Dónde está la lógica?

Las últimas restricciones no son la primera vez que Starling toma medidas contra la actividad relacionada con las criptomonedas. El banco detuvo brevemente los pagos a los exchanges de criptomonedas en mayo de 2021 por preocupaciones similares, citando «altos niveles de sospecha de delitos financieros con los pagos a algunos exchanges de criptomonedas». Starling posteriormente reanudó las operaciones de exchanges de criptomonedas alrededor de un mes después.

El bloqueo se produce unas semanas después de que Santander UK limitara los depósitos de los clientes a los exchanges de criptomonedas a 1,000 libras esterlinas (USD 1,196) por transacción, y un límite total de 3,000 libras (USD 3,588) al mes.

Otros bancos británicos han prohibido por completo las transacciones relacionadas con las criptomonedas. El banco TSB prohibió a sus 5.4 millones de clientes comprar Bitcoin en junio del año pasado. Otros grandes prestamistas, como Lloyds, NatWest y Virgin, habrían prohibido las compras de criptomonedas con tarjetas de crédito en 2018.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión